miércoles, 31 de enero de 2007

miércoles, 24 de enero de 2007

miércoles, 17 de enero de 2007

miércoles, 10 de enero de 2007

miércoles, 3 de enero de 2007

miércoles, 27 de diciembre de 2006

miércoles, 20 de diciembre de 2006

miércoles, 13 de diciembre de 2006

miércoles, 6 de diciembre de 2006

miércoles, 29 de noviembre de 2006

miércoles, 22 de noviembre de 2006

miércoles, 11 de octubre de 2006

miércoles, 4 de octubre de 2006

sábado, 8 de octubre de 2005

Por Una Participación Real de los Jóvenes

Discurso Pronunciado ante la Asamblea General de las Naciones Unidas



SEÑOR PRESIDENTE

Luego de felicitarlo a Usted y a los miembros de la Mesa por su elección y ratificar lo expresado en nuestro nombre por la distinguida delegación de Argentina, como representante del Grupo de Río. Costa Rica desea formular algunas observaciones sobre temas, en los que tiene particular interés.

Hace diez años adoptamos el Programa de Acción Mundial para los Jóvenes hasta el año 2000 y años subsiguientes, hoy nos reunimos aquí para conmemorar esa acertada decisión, analizar en conjunto nuestras acciones, celebrar nuestros avances y compartir nuestras preocupaciones.
Los Jóvenes no son sólo el futuro, son también actores estratégicos del presente y ciudadanos de primer orden. Por ello, reiteramos nuestra convicción en la necesidad de realizar acciones concretas para lograr su participación real en la toma de decisiones, promover el pleno empleo en condiciones dignas, erradicar el hambre y la pobreza, garantizar el acceso a sistemas de salud adecuados e integrales, luchar contra los flagelos que los amenazan, especial y particularmente, tales como la delincuencia, la drogadicción, los conflictos y el VIH/SIDA y promover la solidaridad entre las generaciones.

SEÑOR PRESIDENTE
Costa Rica ha apostado a favor de mecanismos de participación real de los jóvenes, a nivel nacional e internacional. Nacionalmente, nos hemos comprometido a realizar una gestión gubernamental con enfoque participativo, entendiendo que la labor del gobierno debe propiciar acciones con visión de Estado, he impulsar procesos de mediano y largo plazo, basados en la participación y diálogo social, que trasciendan ciclos político-electorales. No debemos tener miedo a compartir las decisiones, a trabajar juntos y comprometernos todos, por la construcción de una cultura de participación en la gestión pública.

Con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas y del Programa “Estado de la Nación” , hemos elaborado el Plan de Acción de la Política Pública de la Persona Joven, que propone acciones concretas en cuatro áreas principales: Educación, Salud, Empleo y Participación.

Mediante Ley de la República del año 2002, Costa Rica acordó la creación de la Asamblea Nacional de la Persona Joven, otorgándole a ésta la facultad de conocer, discutir, cambiar y aprobar la Política Pública de la Persona Joven, convirtiéndola así, en la máxima instancia de la juventud costarricense. Este es un paso sin precedentes, en la estrategia de toma de decisiones por parte de la ciudadanía joven y algo de lo que nos sentimos especialmente orgullosos.

En el campo internacional, compartimos y vemos con satisfacción la necesidad y la buena práctica, de que en los principales eventos de las Naciones Unidas, en que se aborde el tema de juventud, pueda asistir una persona joven como parte de las delegaciones oficiales. A la vez, recordamos que la escasez de recursos dificulta y en muchos casos imposibilita la materialización de esta convicción. Por lo anterior, le damos la bienvenida a la invitación que se hace en la resolución que, gracias al liderazgo de la distinguida delegación de Portugal, este día adoptaremos, para que los Gobiernos, las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales contribuyan para lograr la participación oficial de delegados juveniles, particularmente de países en desarrollo, incluso, a través de la utilización del Fondo de Naciones Unidas para la Juventud.

SEÑOR PRESIDENTE

La Juventud Mundial esta representada hoy por un billón ciento cincuenta y tres millones de personas, el 85% de ellas vive en países en desarrollo. Estos números confirman, que el reto de promover un ambiente propicio para la maximización de las potencialidades de nuestros jóvenes, si bien es de todos, recae principalmente en aquellos países que contamos con menos recursos financieros, económicos y tecnológicos para hacerle frente.
En un mundo con excedentes de alimentos, es inaceptable que existan más de 900 millones de personas padeciendo hambre, de las cuales 160 millones son personas jóvenes. Es igualmente inaceptable, que desperdiciemos el aporte de al menos 88 millones de jóvenes, al tenerlos desempleados, y sub-utilicemos a muchos jóvenes más, en la economía no estructurada.

Los informes que se han sometido a nuestra consideración, evidencian que, si bien hemos avanzado en algunos campos, estamos lejos de obtener resultados alentadores. Nuestras Políticas, como bien indica el informe sobre la Situación Social en el mundo, deben ser reestructuradas, en el tanto, estén generando o promoviendo tendencias que son moral y políticamente inaceptables.

La solidaridad, derivada de la convicción de que en el barco de la vida navegamos todas y todos juntos, debe traducirse, entre otras cosas, en el cumplimiento de los compromisos adquiridos en materia de cooperación internacional. Reiteramos nuestro reconocimiento a aquellos países que ya han cumplido con ellos o que se encuentran en camino de lograrlo pronto, a la vez que renovamos nuestro llamado para que todos y todas, en conjunto, asumamos nuestras responsabilidades de hoy, para garantizar la viabilidad del mañana.

SEÑOR PRESIDENTE

Compartimos la preocupación expresada en el informe Mundial sobre la Juventud 2005, por el estado de avance del VIH/SIDA, y su especial incidencia en la juventud, particularmente entre nuestras jóvenes. Esta generación de gente joven no conoce un mundo sin SIDA. Estamos convencidos que para paliar este flagelo, es indispensable la participación de los jóvenes en la definición e implementación de las estrategias nacionales e internacionales en este campo.

En nuestro país hemos impulsado el proyecto “Manos a la Obra”, definido así por los jóvenes, en el que se desarrolla un enfoque integral de la salud, que combina derechos humanos, juventud, género, participación comunitaria he inclusión social. Nos parece que esta herramienta facilitará la obtención de resultados positivos y desde ya la ponemos a disposición de los miembros de la comunidad internacional.

SEÑOR PRESIDENTE

Deseo compartir con Ustedes nuestra preocupación, por el hecho de que, los jóvenes constituyen uno de los segmentos poblacionales más activos en términos de criminalidad. El que la población penitenciaria sea mayoritariamente masculina debe servirnos como una señal de alerta para estudiar este asunto a profundidad y tomar medidas correctivas. Nuestra sociedad del siglo XXI, debe prestar especial atención a la forma en que atiende los procesos de socialización de nuestros jóvenes.

Costa Rica hace un llamado para que el Sistema de Naciones Unidas, principalmente aquellas dependencias que tienen a su cargo el tema de la juventud, incorpore este elemento a la hora de realizar los informes y estudios correspondientes y proponga medidas que puedan ser evaluadas por los Estados para hacer frente a esta situación.

SEÑOR PRESIDENTE

Hace diez años identificamos diez áreas prioritarias en el plan de acción que hoy estamos considerando. Al igual que ayer, estas cuestiones siguen siendo pertinentes para las generaciones jóvenes de hoy y de mañana. Sin embargo, comprendemos que el mundo cambia y cambia aceleradamente. Por ello, sin demérito de la futura identificación de nuevos elementos a considerar, apoyamos la inclusión de las cinco cuestiones de interés propuestas nuevamente por el Secretario General, en su informe sobre la Juventud Mundial en el 2005 y que complementan las prioridades del Programa de Acción Mundial.

SEÑOR PRESIDENTE

Alguien dijo hace ya algún tiempo, que la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo. Discrepamos de este diagnóstico. Lejos de ser una enfermedad, la juventud es una cura. La Juventud es sueños, es ideales, es esperanza, es propuestas, es soluciones, es el Presente, son agentes de cambio, son protagonistas del desarrollo.

Con esta convicción, tengo el honor de reiterar el apoyo pleno de Costa Rica a la Convención Iberoamericana de los Derechos de la Juventud, que estaremos suscribiendo próximamente en la bella ciudad de Badajoz, España.
MUCHAS GRACIAS
HERNAN SOLANO VENEGAS
Viceministro de la Juventud
COSTA RICA